Baños relajantes: un día de spa en tu casa

BAÑOS-RELAJANTES

No hace falta ir a un spa para tener tu momento de relax y desconexión. Apaga el móvil, enciende tu vela aromática preferida y elige uno de los baños que te proponemos. ¡Hoy es tu día!

El baño de leche de Cleopatra

Para conservar su belleza, Cleopatra tomaba baños de leche de burra. La leche es en efecto rica en nutritivos de todas clases, calcio, vitaminas, sales minerales y, asociada a la miel, es nutritiva y suave con la piel.

Cómo prepararlo: Calienta a fuego bajo 15cl de leche de vaca, 3 cucharadas soperas de leche de coco en polvo y 1 cucharadita de miel líquida.

Retira del fuego antes de la ebullición y añade los siguientes aceites esenciales: 3 gotas de esencia de jazmín, 3 de ylang-ylang y 2 de esencia de lavanda.

Mezcla y vierte esta preparación en el agua de la bañera. La mezcla obtenida se puede conservar en una botella de vidrio en un sitio fresco y seco (o en la nevera) durante algunos días. Este baño es muy nutritivo y suavizante para la piel.

Baño antiestrés

Un relajante para emplear al fin de la jornada para pasar una noche reparadora.

Cómo prepararlo: Rellena un bote de mermelada vacío con sal gruesa, 30 gotas de aceite esencial de mandarina, 10 gotas de aceite esencial de lavanda, 2 cucharaditas de aceite de almendras dulces y 10 gotas de otro aceite esencial relajante a tu elección.

Cierra el bote y remueve de arriba abajo para que los ingredientes se mezclen.

Vierte todo el bote en el agua de baño a 37°C y relájate durante 20 minutos.

Añade el aceite de almendras dulces y permanece durante 3 minutos más.

Baño de aceite

Los aceites hidratan, protegen y reparan la piel. Aplícatelos después de la ducha o el baño para rehidratar la piel. La barrera cutánea es un poco más permeable cuando la piel está húmeda y el aceite penetra más fácilmente.

Cómo prepararlo: El aceite de almendras dulces está aconsejado para las pieles sensibles porque penetra fácilmente sin dejar sensación grasa sobre la piel. Si lo mezclas con algunas  gotas de aceite esencial de rosa mosqueta el efecto será además antiarrugas.

El famoso pepino

El pepino tonifica el cutis al instante. Cargado de agua, hidrata la epidermis, cierra los poros dilatados y los limpia en profundidad. Mientras te estás bañando aplícate unas finas rodajas de pepino sobre la piel y los ojos. Déjalo descansar por 10 minutos y aclara con agua fresca. No sólo reafirma y descongestiona los ojos, además aporta una agradable sensación de bienestar.

Cómo prepararlo: Es muy fácil. No se ha de hacer nada más que pelarlo y cortarlo. ¡Que tengas un feliz día de relax!

1 comentario

¿Quieres comentarnos algo sobre este post?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>