En busca de la vitamina D

vitamina D Santiveri

La vitamina D es esencial para disfrutar de una buena salud. La necesitamos para que nuestras defensas funcionen bien, para que nuestros huesos y dientes estén fuertes e incluso es esencial para modular la reproducción y diferenciación celular.

En los meses más fríos conviene tomar el sol, así ganaremos optimismo, mejorará nuestra inmunidad y ayudaremos a reponer las reservas de la necesaria vitamina D.

¿Nos falta vitamina D?

La vitamina D es muy curiosa. La encontramos en los pescados grasos y en las setas, y como todas las vitaminas es esencial para nuestro organismo. Sin embargo a diferencia del resto, nuestro cuerpo puede fabricarla con ayuda de la radiación solar. Con esa lógica, en países soleados como España no debería ser deficitaria, pero la realidad es que sí lo es.

Algunas hipótesis buscan esta carencia en que cada vez usamos más protectores solares, y éstos al igual que bloquean los rayos para prevenir el cáncer de piel, también impiden que los rayos solares nos ayuden a sintetizar vitamina D. Además cada vez hacemos menos actividades al aire libre y eso reduce nuestras exposiciones solares y la posibilidad de fabricar esta vitamina.

Peor en invierno

En invierno los rayos del sol llegan con un ángulo más inclinado y eso les resta fuerza, por ese motivo la deficiencia en vitamina D se agrava en esta estación. Así que para prevenir problemas es recomendable tomar el sol regularmente, tanto en invierno como en verano y hacerlo sin protección solar. Para evitar problemas de piel y el temido cáncer, podemos tomarlo a primeras horas y por la tarde, y en periodos de tiempo corto pero de al menos 10 minutos. Y por supuesto también podemos recurrir a suplementos de vitamina D, como las perlas de aceite de hígado de bacalao, que nos garanticen que esa vitamina no nos va a faltar.

¿Qué pasa si falta vitamina D?

Las vitaminas grasas como la vitamina D tardan en mostrar deficiencias porque nuestro cuerpo tiende a acumularlas. Pero si no las reponemos adecuadamente acaban faltándonos. Como las funciones de la vitamina D están tan relacionadas con la regeneración de tejidos y el sistema inmunitario, su falta se asocia con:

  • Mayor riesgo de osteoporosis, fracturas óseas y de caídas.
  • Mayor incidencia de infecciones, sobre todo respiratorias.
  • Más predisposición a desarrollar cáncer de colon, de mama y otros.
  • Mayor probabilidad de desarrollar problemas dermatológicos como eccemas y psoriasis.

Si quieres aprender más sobre como la vitamina D ayuda a tus huesos, haz clic aquí.

¿Te ha gustado este post? Suscríbete a nuestro boletín de noticias así recibirás las mejores recetas, nuestras últimas noticias y las tendencias más novedosas para disfrutar de una vida más saludable: http://www.santiveri.com/es/newsletter.

¿Quieres comentarnos algo sobre este post?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>