Fibra de glucomanano, cuida tu figura y tu tránsito intestinal

konjac glucomanano frutos fibra glucomanan

La fibra del glucomanano se llama glucomanana y es excepcionalmente saciante y una ayuda para que puedas controlar el apetito, comer menos y mejorar tu figura. Pero además es un recurso natural que recomiendan muchos terapeutas para ayudar a controlar los niveles de glucosa y colesterol en sangre.

Una fibra muy saciante

La fibra de glucomanano (glucomanana) es la fibra soluble con mayor viscosidad y peso molecular que se conoce, una propiedad más que interesante, si lo que queremos en controlar cuanto comemos y adelgazar.

Cuando tomamos esta fibra junto con agua, se hidrata hasta llegar a multiplicar su volumen 200 veces. ¿Qué quiere decir eso? Que en nuestro estómago se hincha y nos da sensación de saciedad, pero sin calorías, porque es una fibra que no podemos digerir. Por eso si estamos pensando en hacer una dieta adelgazante es un recurso muy válido.

Quemagrasas, saciantes y reguladores del apetito, ¿cómo funcionan?

La fibra de glucomanano es una de las más saciantes. Al tomarla hay que acompañarla con abundante agua, para que se hidrate bien.

Cómo tomar glucomanana

Debemos tomarla con abundante agua y una hora antes de comer, así para cuando tengamos el plato delante, no tendremos tanta hambre. De ese modo conseguiremos reducir el hambre y el ansia por la comida, y en consecuencia comeremos menos volumen y menos calorías. Eso nos ayudará a adelgazar y perder peso más rápidamente.

Cuida tu tránsito y tu flora intestinal

La gran viscosidad de la fibra de glucomanano la hace una ayuda para prevenir el estreñimiento y favorecer el tránsito intestinal. Estos beneficios se deben a que cuando esta fibra se hidrata y se mezcla con los alimentos que comemos, hace que el bolo alimenticio sea más fluido y recorra más fácilmente todo el tubo digestivo, hasta su salida final.

Las bacterias intestinales también se benefician de la glucomanana, ya que aunque nosotros no podemos digerirla, ellas sí. De hecho se trata de una fibra prebiótica que ayuda a nutrir a nuestra flora intestinal y conseguir todos los beneficios que eso implica.

3 Secretos para conseguir un vientre plano

Colesterol y azúcar a raya

Como muchas fibras solubles, la glucomanana también retrasa la absorción de nutrientes y sustancias como el colesterol o los triglicéridos. Eso tiene dos buenas repercusiones para nosotros:

  • Contribuye a reducir los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre.
  • Enlentece la absorción de los azúcares, por lo que no se producen picos tan grandes de azúcar en sangre ni de insulina, algo que ayuda en el control del peso.

Mejora tus niveles de glucosa en sangre, ¡naturalmente!

De dónde viene el glucomanano

El glucomanano es una planta de origen asiático consumida en Europa dese hace poco más de dos décadas, aunque en su continente de origen hace miles de años que se utiliza. Esta planta produce un tubérculo muy rico en almidón, con el que se elaboran harinas y una especie de mermelada, pero también se obtiene una fibra soluble con unas propiedades saludables excepcionales, que se conoce popularmente como konjac o glucomanana.

¿Te ha gustado este post? Suscríbete a nuestro boletín de noticias así recibirás las mejores recetas, nuestras últimas noticias y las tendencias más novedosas para disfrutar de una vida más saludable: www.santiveri.com/it/newsletter.

¿Quieres comentarnos algo sobre este post?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>