10 errores que hay que evitar si quieres adelgazar

10 errores que hay que evitar si queremos adelgazar

Adelgazar y perder esos quilos que solemos coger durante el invierno, se convierte en una de nuestras prioridades en cuanto empieza a hacer buen tiempo y vemos que nos tenemos que deshacer del abrigo. Pero comer a base de lechuga no es la solución más sana, ni tampoco la más efectiva. En nuestra prisa por adelgazar cometemos errores que no solo pueden afectar a nuestra salud y bienestar, sino que además retrasan la pérdida de peso.

Adelgazar rápido es contraproducente, ya que podemos sufrir deficiencias nutricionales, alterar el buen funcionamiento de nuestro metabolismo y propiciar el efecto yo-yó.

1. Ponte metas realistas

No por mucho correr se llega antes. Y este dicho parece especialmente pensado para todos aquellos que quieren bajar de peso rápido. Y es que cuando seguimos una dieta estricta nos ponemos de mal humor, nuestro cuerpo se estresa y la mayoría de las veces acabamos abandonando la dieta. De hecho el 80% de las personas que empiezan una dieta acaban fracasando y la abandonan. Por eso ponte metas realistas y prepara un plan de adelgazamiento que puedas seguir fácilmente, sin agobiarte y que te estimule en tu pérdida de peso.

2. Come con consciencia

Está comprobado que si comemos con distracciones, comemos más. Por eso a la hora de la comida o de la cena, procura que la comida sea la protagonista. De ese modo disfrutarás más de la comida y te sentirás más saciado tanto física como mentalmente, reduciendo la ingesta de calorías y ayudándote a adelgazar.

3. Que no te falte el agua

El agua es imprescindible para que las enzimas del metabolismo funcione bien, enzimas que se encargan de movilizar y quemar las grasas y la energía almacenada en nuestro cuerpo. Así que si quieres adelgazar hidrátate bien tomando al menos 2 litros de líquidos al día (agua, infusiones o zumos naturales), tus enzimas te lo agradecerán y además estarás favoreciendo la eliminación de toxinas y residuos.

4. Evita que baje el metabolismo

Si tu metabolismo energético se estresa puede reaccionar bajando el gasto calórico y eso hace que la pérdida de peso sea cada vez más lenta. Puedes activar el metabolismo de dos formas:

  •         Aumenta tu actividad física: sube escaleras, practica algún deporte (aeróbico o anaeróbico), camina a paso rápido al menos media hora.
  •         Toma complementos y plantas que aumentan el metabolismo o la quema de grasas: extracto de café verde, Ob-X™ (extracto de melisa, morera y artemisa), L- carnitina, Garcinia cambogia, Coleus forskohlii y mango africano.

Quemagrasas, saciantes y reguladores del apetito, ¿Cómo funcionan?

5. No te olvides de las grasas buenas

Los ácidos grasos omega 3 (ácido linolénico, DHA y EPA) ayudan a mantener fluido el metabolismo. Favorecen la oxigenación de los músculos, ayudan a controlar el hambre, reducen la inflamación del tejido graso, aumentan el gasto energético y reducen la acumulación de grasas. Por todo eso, inclúyelos en tu dieta. Recuerda que están en los pescados azules, las semillas de lino y chía (trituradas para extraer sus aceites), frutos secos, y si quieres también se pueden tomar en forma de suplementos.

Chía y trigo sarraceno, ¡encantados de conocerte!

6. Huye de las cenas pesadas

Las cenas copiosas no son digestivas ni ayudan a mantener la línea. Pero tampoco es saludable descartarlas por completo si lo que queremos es adelgazar. Lo más equilibrado es elegir cenas ligeras, a poder ser ricas en proteínas y vegetales, que te ayuden a regenerar el organismo sin aportar demasiadas calorías, y que eviten que el ayuno nocturno sea demasiado prolongado.

7. Dale alegría a tu dieta

La comida y el estado de ánimo van de la mano. Por eso muchas personas se sienten más cansadas y tristes cuando empiezan una dieta para bajar de peso. El triptófano es un aminoácido con el que nuestro cerebro fabrica serotonina, la hormona de la felicidad, así que asegúrate de tomar suficiente triptófano para sentirte más feliz y menos ansiosa por la comida. El triptófano lo encontramos en las carnes, pescados y huevos, pero también hay cápsulas pensadas para que puedas suplementar tu dieta con él.

8. Entre horas, toma té verde

Desde hace mucho se sabe que esta infusión ayuda a adelgazar, y como se muestra en un estudio de revisión publicado por el Dr. Türközü, esto se debe a la combinación de la cafeína y las catequinas de esta planta. El té verde lo podemos tomar tanto frío como caliente, y mejor sin azúcar, para que sea más efectivo.

9. Tupper mejor que comida de restaurante

Para controlar lo que comes, lo ideal es que tú mismo prepares tu comida y elijas ingredientes poco calóricos, ricos en fibra, vitaminas y minerales. Pero como muchas veces comemos fuera de casa, hazte asiduo del tupper y evita comer en bares y restaurantes.

10. Sigue un diario dietético

Te parecerá raro pero sí, anotar todo lo que comes al día te hace más consciente de las cantidades que comes de verdad. De ese modo te resultará más fácil controlar los picoteos y organizar tus comidas y como recompensa, tu dieta de adelgazamiento será más eficiente.

¿Te ha gustado este post? Suscríbete a nuestro boletín de noticias así recibirás las mejores recetas, nuestras últimas noticias y las tendencias más novedosas para disfrutar de una vida más saludable: www.santiveri.com/es/newsletter.

¿Quieres comentarnos algo sobre este post?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>