Aronia, la planta que cuida de tu circulación

Aronia circulacion apparato vascolare

La aronia es una de las plantas venotónicas más efectivas para cuidar la salud circulatoria y ayudar a prevenir problemas como las varices, una de las diez enfermedades más frecuentes en la población occidental adulta, sobre todo entre las mujeres, y cuyos síntomas se acentúan con la llegada del calor.

Tomar suplementos a base de plantas venotónicas, como la aronia, puede ayudar aliviar la hinchazón y pesadez de piernas, la sensación de piernas cansadas e incluso los problemas de varices.

La aronia (Aronia melanocarpa (Michx) Elliot.) es originaria de Norteamérica, más concretamente de la costa este. Se trata de un arbusto muy llamativo, con hojas oscuras y coriáceas, y flores blanquecinas  y muy aromáticas, que se agrupan en racimos.

Son los frutos de la aronia, los que han despertado la atención de médicos e investigadores, ya que están consideradas la fuente natural más rica en flavonoides, una gran familia de antioxidantes vegetales. De todos los flavonoides que contienen, son sus antocianinas, las más estudiadas y las que han mostrado ser más efectivas como remedio antienvejecimiento, sobre todo a nivel vascular.

Más vale prevenir que curar

Debido a la riqueza en antioxidantes de la aronia, algunos investigadores consideran que esta planta podría ser una buena aliada para cuidar la salud de personas con enfermedades cardiovasculares o síndrome metabólico, incluso se atreven a apuntar que su alto potencial antioxidante podría ser un buen protector contra las mutaciones y por tanto ayudar a prevenir algunos tipos de cáncer.

Venas y arterias más jóvenes

Aunque cuidan de todo el organismo, sobre todo se ha visto que las antocianinas de la aronia son efectivas para proteger la salud de los vasos sanguíneos desde interior. Por un lado disminuyen la permeabilidad capilar y aumentan la resistencia y elasticidad de los vasos sanguíneos, produciendo un efecto tónico que contribuye a mejorar el retorno venoso y el buen mantenimiento de la circulación sanguínea.

Por otro lado, las antonianinas de la aronia reducen la fragilidad capilar y ayudan prevenir la aparición de hematomas y venas varicosas; previenen el daño oxidativo ayudando a evitar la formación de trombos, e incluso se ha observado que pueden reducir los niveles de colesterol en sangre y por tanto la aterosclerosis.

Gracias a estas cualidades, los frutos de la aronia protegen y cuidan la salud circulatoria y en consecuencia ayudan a aliviar problemas tan comunes como:

  •          la hinchazón y la sensación de piernas pesadas;
  •          las varices y hemorroides.

Demasiado ácidos para ser comidos

Los frutos de la aronia son muy ácidos y algo amargos, motivo por el cual rara vez se toman crudos. Pero como las cualidades de estas bayas son tan excepcionales, no se han querido descartar y se utilizan mucho para preparar extractos de plantas y complementos alimenticios. Estos complementos suelen enriquecerse con vitamina C de origen natural y con otras plantas venotónicas como el ruscus y el grosellero negro, para potenciar aun más su efecto vasoprotector.

Ginkgo, mejora la microcirculación sanguínea

 

¿Te ha gustado este post? Suscríbete a nuestro boletín de noticias así recibirás las mejores recetas, nuestras últimas noticias y las tendencias más novedosas para disfrutar de una vida más saludable: www.santiveri.com/es/newsletter.

¿Quieres comentarnos algo sobre este post?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>