Árbol del té, una defensa para tu piel

Arbol del te Albero del tè

El aceite esencial del árbol del té tiene unas notables propiedades antisépticas y por tanto es una de las mejores ayudas para tratar pequeñas infecciones y molestias de la piel.

De Australia a nuestros jardines

El árbol del té (Melaleuca alternifolia) es un árbol originario de Australia, que despertó el interés de muchos científicos a principios del siglo xx, cuando el químico Penfold publicó varios artículos revelando las propiedades medicinales de su aceite esencial.

Durante siglos los  aborígenes Bundjalung del norte de Nueva Gales del Sur, han utilizado las hojas frescas del árbol del té para curar heridas, tratar problemas de la piel, resfriados y mejorar síntomas como la tos o dolores de garganta.

Lo más interesante del árbol del té es el aceite esencial que se obtiene de sus hojas y que es rico en terpinen-4-ol, g-terpineno , a-terpineno y a-terpineol. De las muchas propiedades del aceite esencial del árbol del té (Tea Tree), es su acción antimicrobiana las que más interés ha despertado, y que se ha visto que actúa tanto contra bacterias, como contra hongos e incluso contra virus y parásitos.

Eficiente antibacteriano

En numerosos estudios se ha comprobado que el aceite del árbol del té es antibacteriano, incluso a concentraciones muy bajas (1 a 2%).  Algunas de las bacterias sobre las cuales resulta efectivo, suelen estar presentes sobre nuestra piel y en todo nuestro organismo de forma normal, pero este aceite esencial, también es capaz de actuar contra bacterias patógenas como Streptococcus pyogenes, Haemophilus influenzae e incluso sobre bacterias que han desarrollado resistencia a algunos antibióticos, como es el caso de Staphylococcus aureus resistente a la meticilina, estas y otras bacterias pueden causar distintos tipos de infecciones, desde resfriados a infecciones más serias.  Estas propiedades antibacterianas se han observado incluso aplicando el aceite de árbol del té simplemente como un vaporizador sobre la piel.

Combate los hongos y levaduras

Las levaduras, como por ejemplo la cándida, y los hongos, también son dos grandes grupos de microorganismo que pueden colonizar nuestra piel y mucosas, y que en algunos casos causan infecciones como candidiasis, micosis, pie de atleta, etc.  Contra estos organismos, también ha demostrado ser eficiente el aceite esencial del árbol del té, actuando sobre ellos a distintos niveles.  Parece ser que el árbol del té puede provocar que las levaduras y hongos no puedan respirar correctamente, además de actuar modificando sus membranas celulares e incluso perturbando su capacidad reproductiva.  Al igual que en el caso de las bacterias, el aceite del árbol del té puede neutralizar estos organismos simplemente aplicándolo tópicamente.

Antivírico natural

El aceite del árbol del té también ayuda a eliminar algunos tipos de virus, por el momento se ha confirmado que puede actuar contra el virus del Herpes simples, incluso usando concentraciones muy pequeñas de este aceite esencial.

Ayuda a…

Todas estas cualidades hacen del aceite del árbol del té, una buena ayuda para:

  •         Mejorar el acné.
  •         Reducir el olor corporal.
  •         Actuar contra las micosis de la piel o de las uñas.
  •         Proteger la salud de la boca.
  •         Mantener la piel libre de impurezas.

Arbol del te

¿Te ha gustado este post? Suscríbete a nuestro boletín de noticias así recibirás las mejores recetas, nuestras últimas noticias y las tendencias más novedosas para disfrutar de una vida más saludable: www.santiveri.com/es/newsletter.

1 comentario

¿Quieres comentarnos algo sobre este post?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>