La bilis, básica para la digestión y la destoxificación del organismo

Bilis bilixir plantas depurativas Bile

La bilis es una secreción producida por nuestro hígado y muy importante tanto para la digestión de las grasas como para eliminar toxinas y residuos. Cuando producimos poca cantidad, podemos estimular la producción de bilis con plantas hepatoestimulantes.

Los ácidos biliares disgregan las grasas de la dieta y son el principal constituyente de la bilis.

La bilis y las grasas de la dieta

Somos seres hidratados y las reacciones enzimáticas y metabólicas que se dan en nuestro interior lo hacen rodeadas de agua. Por eso cuando comemos un alimento graso, los lípidos que lo forman se agrupan huyendo del agua y de las enzimas que tendrían que digerirlos. Para conseguir que estos lípidos queden más o menos dispersos y expuestos a las enzimas, tenemos las sales biliares que secretamos junto a la bilis. Estas sales biliares disgregan las grasas de la dieta para que las enzimas lipasas puedan digerirlas.

Por esa razón, cuando nuestro hígado no produce suficiente bilis, o bien, hemos tomado una comida demasiado grasa, nuestras digestiones se hacen pesadas y nos sentimos mal.

Plantas como la genciana (Gentiana lutea), la cúrcuma (Curcuma longa), la aquilea (Achillea millefolium), el diente de león (Taraxacum officinale), la ortiga blanca (Lamium album), el hinojo (Foeniculum vulgare), el boldo (Peumus boldus)  y el cardo (Silybum marianum) cardo (Cynara cardunculus), son excelentes colaboradores de la función hepática y contribuyen a aumentar la producción de sales biliares.

El cardo, amigo del hígado

Entre estas plantas destaca el cardo (Cynara cardunculus var. altilis DC) que tiene dos componentes muy interesantes para nuestro hígado. Por un lado contiene ácido clorogénico que favorece tanto la producción de bilis, como su liberación en el intestino. Pero también tiene cinarina, que protege al hígado de los radicales libres que se producen en mayor cantidad cuando trabaja detoxificando residuos y sustancias de desecho.

Eliminación de residuos

Eliminamos residuos a través de sudor, de la respiración, de la orina y una de las vías más importantes, a través de los procesos de detoxificación del hígado. Por esa razón resulta tan interesante el mantener el hígado en buen estado, ya que este órgano detoxifica fármacos, residuos metabólicos, tóxicos externos y muchas otras sustancias, sobre todo las de mayor tamaño o más complicadas de procesar. En este caso y una vez procesadas, el hígado añade incorpora estos residuos a la bilis y así son eliminados del organismo a través de las heces.

Te ha gustado este post? Suscríbete a nuestro boletín de noticias así recibirás las mejores recetas, nuestras últimas noticias y las tendencias más novedosas para disfrutar de una vida más saludable: www.santiveri.com/es/newsletter.

¿Quieres comentarnos algo sobre este post?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>