Salvia, cuida las hormonas femeninas

salvia hormonas femeninas memoria

La salvia se utiliza para regular trastornos de la menstruación, aliviar molestias digestivas, controlar el exceso de sudoración y tonificar el cerebro.

La salvia (Salvia officinalis) es un arbusto típico de la cuenca mediterránea, que reconocemos gracias a sus hojas verde grisáceas, a sus flores azul-violáceo y a su intenso aroma que recuerda un poco al olor del alcanfor.

El médico griego Dioscórides fue uno de los primeros en describir algunas de las virtudes medicinales de la salvia, dándola a conocer como una planta capaz de estimular la producción de orina, favorecer la menstruación y provocar el parto.

Siglos más tarde, al final de la edad media, en la población egipcia de Copto tras una fuerte epidemia de peste que casi acaba su población, la salvia fue utilizada como tratamiento estimulador de la fertilidad de las mujeres supervivientes, en un intento de volver a recuperar la población, mermada tras la epidemia.

Normaliza las hormonas femeninas

La salvia es una planta emenagoga, es decir, que estimula el flujo sanguíneo en la pelvis y el útero y puede fomentar la menstruación. Es una gran aliada del bienestar hormonal femenino. Contiene esteroles vegetales, como la beta-sitosterina y otros que aún no se han podido identificar, cuya acción estrogénica ayuda a regular el ciclo menstrual, al mismo tiempo que alivian los espasmos y dolores menstruales (síndrome premenstrual) y favorecen el equilibrio hormonal femenino. La salvia se ha utilizado para calmar las molestias desde muy antiguo, aunque su composición y acción todavía no se conoce bien.

Los beneficios reguladores de la salvia no se quedan en la etapa fértil de la mujer, sino que también la ayudan cuando llega a la menopausia, calmando la intensidad y frecuencia de los sofocos.

Estimula la memoria y cuida el cerebro

Los aceites esenciales de la salvia inhiben la enzima colinesterasa, que se encarga de destruir la acetilcolina, un neurotransmisor que participa en las funciones de aprendizaje y memoria. De este modo la acetil colina se mantiene activa durante más tiempo y mejoran las capacidades intelectuales.

Además, el aceite esencial de salvia tiene sustancias antioxidantes y antiinflamatorias que podrían ayudar a tratar enfermedades neurodegenerativas.

En forma de aroma, el aceite esencial de salvia también resulta estimulante y ayuda a la concentración.

Además la salvia ayuda a…

Mejora la digestión, calma dolores y espasmos abdominales, e incluso reduce las flatulencias. Esta es una cualidad presente en muchas plantas aromáticas , y es que esta planta tiene flavonoides, ácidos fenólicos y aceite esencial, que favorecen la secreción de bilis, ayudando de este modo a hacer mejor la digestión y a aliviar todas esas molestias.

Cuida la piel y la salud oral a nivel tópico, debido a las cualidades antisépticas, antiinflamatorias, antibióticas y antioxidantes (flavonoides). La salvia ayuda a cicatrizar pequeñas heridas e infecciones de la piel, a calmar la inflamación de las picaduras de algunos insectos e incluso a aliviar el acné. También mejora la gingivitis (inflamación de encías), las llagas bucales, la faringitis e incluso reduce la halitosis; de hecho, está considerada un dentífrico natural que da frescor a la boca.

Regular la transpiración, ya que su aceite esencial es rico en tuyonas, que actúan paralizando las terminaciones nerviosas que regulan la sudoración y reduciendo de este modo el exceso de transpiración.  Los efectos antitranspirantes de la salvia, empiezan a notarse a las dos horas de haberla tomado o aplicado externamente.

Te ha gustado este post? Suscríbete a nuestro boletín de noticias así recibirás las mejores recetas, nuestras últimas noticias y las tendencias más novedosas para disfrutar de una vida más saludable: www.santiveri.com/es/newsletter.

¿Quieres comentarnos algo sobre este post?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>