¡Recupera la energía! y olvídate de la astenia primaveral

astenia primaveral

La astenia primaveral es un conjunto de sensaciones que muchos experimentamos con la llegada del buen tiempo. Parece paradójico, pero con la llegada del buen tiempo, en lugar de más animados, nos sentimos agotados, cansados e incluso tristes.

Las razones son lógicas y muy naturales, nuestro cuerpo necesita adaptarse a las nuevas condiciones climáticas y debemos darle tiempo. Aun y así podemos aliviar y mejorar ese estado con una buena alimentación y algunas ayudas naturales.

La astenia primaveral es ese bajón de ánimo y energía que se siente en primavera y que podemos aliviar con una buena alimentación, la práctica de ejercicio y algunas plantas adaptógenas y reguladoras.

Qué causa la astenia primaveral

Los cambios climáticos pero también el aumento de las horas de luz son las principales causas de la astenia primaveral.

Por un lado el sol que brilla con más intensidad, el aumento de las temperaturas y las variaciones tanto en los niveles de humedad como de presión atmosférica influyen sobre nuestra fisiología provocando un trabajo de adaptación para nuestro cuerpo.

Y también tenemos el aumento de horas de luz que influye directamente sobre nuestro reloj biológico, un mecanismo que prepara a nuestro cuerpo para estar activo cuando hay luz y relajarse y dormir con la llegada de la oscuridad.

Estos desajustes pueden alterar la producción de nuestras hormonas y neurotransmisores, y acabar provocándonos las sensaciones que acompañan a la astenia primaveral. Los más frecuentes son:

  •         Debilidad generalizada
  •         Tristeza inexplicable y sensación de vacío
  •         Somnolencia diurna
  •         Irritabilidad
  •         Cansancio tanto físico como intelectual
  •         Falta de concentración y en algunos casos cierta pérdida de memoria
  •         Dolor de cabeza y malestar general
  •         Tensión arterial baja
  •         Disminución de la libido e incluso pérdida de la capacidad de sentir placer

Cómo aliviar la astenia

Como la astenia primaveral en el fondo es un estado de adaptación, lo mejor que podemos hacer es ayudar a nuestro organismo para que esté más fuerte y se adapte más rápidamente. En ese sentido las estrategias más interesantes y naturales son llevar una vida saludable, asegurarnos de que estamos comiendo bien y no nos falta ningún nutriente y procurar dormir bien para descansar y dejar al organismo que repare sus funciones.

Dieta contra la astenia

Para asegurarte de que no te falta ningún nutriente puedes recurrir a suplementos de vitaminas, mejor si son vitaminas de origen biológico, y a superalimentos como la jalea real, la levadura de cerveza o el germen de trigo. Además de esto ten en cuenta estas pautas dietéticas:

Haz cinco comidas al día, tres principales (desayuno, comida y cena) y dos tentempiés (media mañana y merienda).

El desayuno ha de ser completo y aportar suficiente energía y nutrientes para toda la mañana. Ha de contener cereales integrales (pan, galletas o mueslis), fruta fresca y lácteos o bebidas vegetales.

La comida al menos ha de tener una receta hidratante (sopas, cremas vegetales, gazpachos) y un plato de proteínas (tofu, pescado, huevos). Si no te sienta mal, puedes acabar con una pieza de fruta.

La cena ha de ser ligera para no perturbar tu descanso por la noche y dejar al menos 2 horas antes de irte a la cama.

Entre horas toma alimentos más vitamínicos (frutas, zumos naturales) y evita los excitantes (café, té, bebidas de cola).

Toma mucha agua (al menos 2 litros) y evita las bebidas azucaradas.

Haz ejercicio

Practicar algo de deporte, ir un rato al gimnasio, caminar a paso rápido e incluso bailar, ayuda a tu cuerpo a aclimatarse más rápidamente, sobre todo si lo haces al aire libre y en horas de sol.

Azafrán para subir el ánimo

En las plantas medicinales también encontramos ayuda para mejorar nuestro estado anímico. Entre las plantas más utilizadas para aliviar la tristeza que puede acompañar a la astenia primaveral encontramos el azafrán (Crocus sativus) y la withania o ashwagandha (Withania somnífera).

El azafrán además de cuidar el bienestar de nuestras neuronas y potenciar la memoria, ejerce un efecto muy interesante sobre la serotonina, la hormona de la felicidad. En concreto el azafrán alarga la vida de esta hormona y en consecuencia también alargamos la sensación de placer, bienestar y felicidad

En cuanto a la withania, se trata de una planta adaptógena que ayuda a aliviar la ansiedad y mejorar nuestra tolerancia al estrés, algo interesante cuando lo que queremos es que nuestro cuerpo se adapte más rápidamente al cambio de clima y de horas de luz.

¿Te ha gustado este post? Suscríbete a nuestro boletín de noticias así recibirás las mejores recetas, nuestras últimas noticias y las tendencias más novedosas para disfrutar de una vida más saludable: http://www.santiveri.com/es/newsletter.

¿Quieres comentarnos algo sobre este post?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>