Cuidados de verano para evitar el dolor de oído

Dolor de oído, evítalo con cuidados y trucos naturales

El verano es el momento álgido de las otitis y del dolor de oído y muchas veces se deben a que no sabemos cómo cuidar y limpiar nuestros oídos, lo que los más proclives a coger una infección. En esta batalla las mujeres pierden, ya que suelen tener más este tipo de problemas que los hombres.

La otitis es una inflamación del conducto auditivo que suele provocar un intenso dolor de oído. Se puede evitar fácilmente, si se toman ciertas precauciones y se utilizan los protectores adecuados.

Más cuidados en verano

La humedad ambiental y el agua de piscinas y playas son algunos de los principales causantes de las infecciones leves o severas de oído. La cera acumulada puede absorber el agua durante el baño, hinchándose y provocando un tapón.

Lo más recomendable es dejar que el sistema natural de limpieza del oído expulse la cera hacia afuera y se caiga. Pero hay otras cosas que también pueden ayudarnos, como limpiar de forma adecuada el oído por dentro.

Como la limpieza interna del oído tiene sus riesgos si no sea hace adecuadamente, lo más recomendable es utilizar conos de cera, también conocidos como velas hopi, especiales que atraen la cera y suciedad hacia fuera y se pueden utilizar una vez a la semana de forma preventiva. También van bien las gotas de aceites esenciales que ablandan el cerumen facilitando su salida y los sprays de agua marina con aceites esenciales que reblandecen el tapón de cera y la autoeliminan.

Algunos de estos productos incluyen extractos de plantas higienizantes, purificantes, hidratantes y emolientes como árbol del té, limón, manzanilla, caléndula, áloe vera y malva, que aumentan la eficacia higienizante y permiten limpiar los oídos sin riesgo alguno. En algunos casos hay que usarlos una vez a la semana (los conos) y en el caso de las gotas y agua de mar, diariamente, siguiendo las instrucciones del producto.

Antes de tirarte a la piscina…

Además de una buena higiene de oído, durante el verano podemos tomar algunas precauciones para esquivar el dolor de oído que acompaña a la otitis:

Evita las inmersiones bruscas en el mar o la piscina, ya que éstas pueden ocasionar la entrada de abundante agua en los oídos y provocar este tipo de dolencias.

Sécate el oído externo con un paño o toallita secos justo después de cada baño.

Evita nadar en aguas poco saludables o de aspecto sospechoso.

No uses bastoncillos en el conducto auditivo, empujan la cera hacia dentro y pueden favorecer la formación de un tapón.

Evita inmersiones profundas, la presión del agua cuando buceas a varios metros puede causar daños auditivos que provoquen dolor de oído, además de facilitar la entrada de infecciones.

Usa protectores (tapones) auditivos de baño (sobre todo niños y mayores).

Cuando viajes en avión, en el despegue y el aterrizaje intenta bostezar, espirar aire por la nariz o mascar chicle, eso ayuda a equilibrar la presión dentro de los oídos.

Si viajas en coche, procura no abrir las ventanas cuando vayas a mucha velocidad, el exceso de aire que entra podría taponarte los oídos.

Utiliza conos de cera (velas hopi) una vez a la semana.

Aplícate diariamente, un spray de agua de mar con aceites esenciales.

¿Te ha gustado este post? Suscríbete a nuestro boletín de noticias así recibirás las mejores recetas, nuestras últimas noticias y las tendencias más novedosas para disfrutar de una vida más saludable: http://www.santiveri.com/es/newsletter.

¿Quieres comentarnos algo sobre este post?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>