Septiembre: vuelta al trabajo feliz y con buen ánimo

Septiembre: vuelta al trabajo feliz y con buen ánimo

El mes de septiembre nos anuncia la vuelta al cole, a las rutinas cotidianas, al trabajo… pero aunque lo asociamos con una rentrée triste y deprimente no tiene porque serlo. Podemos conseguir que sea un mes más optimista e incluso jovial, si ponemos un poquito de nuestro lado.

Planifica tu día a día

Ahora que vuelves y tienes que empezar con tus rutinas diarias, aprovecha para hacer limpieza de malos hábitos y toma nota de lo que sí que te irá bien en tu día a día.

Organiza tu dieta y enriquécela con verduras, frutas, cereales integrales, legumbres, pescados azules, lácteos y bebidas vegetales. Una buena alimentación es la base del bienestar y de una mente más sana y optimista.

Muévete y destierra el sedentarismo. Cuando hacemos ejercicio le estamos diciendo a nuestro cuerpo que estamos vivos y en consecuencia se adapta y funciona mejor, desde nuestros músculos y articulaciones, hasta nuestro cerebro. Por supuesto, el ejercicio ha de estar adaptado a ti y a tus posibilidades. Proponte hacer algo cada día, ya sea correr, ir al gimnasio, subir escaleras…

Otro punto positivo en cuanto al ejercicio, es que cuando lo practicamos producimos endorfinas, unas hormonas que nos hacen sentir más feliz y jovial, algo estupendo para tener un septiembre más optimista.

No desconectes de la naturaleza. Acercarnos a parques, bosquecillos, al mar… esos entornos son pura energía y nutren nuestro bienestar interior. Aprovecha que en septiembre hace buen tiempo, pero intenta mantener estas visitas, incluso cuando el tiempo empeore.

Alimenta tus relaciones personales, somos animales sociales y el relacionarnos con amigos y familiares nos da vitaminas de buen humor, autoestima y energía vital. Proponte dedicar regularmente un tiempo para tus relaciones personales.

Optimiza tus antiguas tareas y revisa si hay cosas que puedes dejar de hacer, de ese modo podrás ahorrar tiempo y energía vital para realizarlas.

Y sobre todo reserva tiempo para ti, un tiempo que te ayudará a reponerte por dentro, a disfrutar de ti mismo y a mirar el día a día de un modo más objetivo que te permita ser más feliz y optimista.

Septiembre es el mes de la vuelta al cole y al trabajo, pero también es un momento estupendo para replantearnos cosas y definir prioridades que nos animen y revitalicen.

Ten un septiembre sin estrés

Decirle adiós a las vacaciones y afrontar la vuelta al trabajo puede agobiarnos y estresarnos mucho. Hasta un tercio de los que volvemos al trabajo sentimos el penoso síndrome postvacacional, que se manifiesta con apatía, cansancio, falta de concentración y de apetito, tristeza y mal humor. De todos estos, quienes peor lo pasan son quienes tienen trabajos de mucha actividad o que viven en ciudades grandes.

El origen de este estrés postvacacional se encuentra en la necesidad de readaptarnos a nuestras obligaciones laborales así como a un estilo de vida más agitado que hace que experimentemos cambios mentales, emocionales y cognitivos.

Para afrontar la vuelta con buen ánimo y mejor humor, pon en práctica estos consejos:

  • Recuperar tus hábitos diarios normales de horarios y comidas unos días antes de volver al trabajo.
  • Duerme más horas los primeros días de trabajo. Si te cuesta, puedes tomar alguna planta relajante como tila, valeriana o pasiflora.
  • El primer día de trabajo, tómalo con calma. Resuelve los temas urgentes y planifica cómo harás el resto, poco a poco. Aprovecha para saludar a tus compañeros, eso te animará y hará que la vuelta sea más agradable.
  • En la primera semana de trabajo, busca un momento para planificar pequeñas escapadas y nuevos periodos de descanso a lo largo del año, aunque sean más breves.
  • Ten una actitud positiva y si el agobio sube, piensa que los síntomas del estrés postvacacional se acaban normalmente a las dos semanas de volver al trabajo.

Suplementos que te ayudan

Para prevenir y evitar los síntomas del estrés postvacacional, los dietistas recomiendan tomar jalea real combinada con alguna planta con efectos estimulantes para el día y relajantes para la noche. Por ello es mejor es escoger alguna jalea real liofilizada en viales con doble acción mañana y noche.

El vial de la mañana, además de jalea real puede contener plantas estimulantes, como eleuterococo y guaraná, con taurina y vitaminas del complejo B. El vial para tomar por la noche, nos ayudará a conciliar mejor el sueño y puede combinar sustancias naturales relajantes como aceite de onagra, vitaminas, melatonina y triptófano.

Cuidar la microbiota también es una muy buena idea, sobre todo después de las vacaciones ya que muy posiblemente con los cambios de rutina, comidas y emociones, se puede haber alterado. Además de recuperar unos buenos hábitos dietéticos, podemos recurrir a suplementos de probióticos, mejor si están enriquecidos con algún componente adicional como el  hericium o melena de león (Hericium erinaceus) un hongo medicinal revitalizante y con grifonia (Griffonia simplicifolia) una planta que contienen triptófano (5-hidroxitriptófano) y serotonina, principios activos que ejercen una acción sinérgica que alivia el mal humor y el insomnio.

¿Te ha gustado este post? Suscríbete a nuestro boletín de noticias así recibirás las mejores recetas, nuestras últimas noticias y las tendencias más novedosas para disfrutar de una vida más saludable: http://www.santiveri.com/es/newsletter

¿Quieres comentarnos algo sobre este post?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>