Alimentos antienvejecimiento, tu seguro de salud

Alimentos antienvejecimiento, tu seguro de salud

El día 1 de octubre celebramos el Día Internacional de las Personas de Edad, la mejor forma es recordando algunos alimentos antienvejecimiento, alimentos que protagonizando nuestros menús nos ayudan a envejecer con mayor salud y bienestar.

Los alimentos como medicina

Hablar de los alimentos como una medicina e incluso como una ayuda antienvejecimento no es nada nuevo. Los antiguos médicos griegos y romanos, así como la medicina islámica durante la edad media e incluso los médicos sirios y palestinos tenían en cuenta una buena alimentación para cuidar la salud de sus pacientes.

Pero no solo los médicos han recurrido a los alimentos para cuidar y sanar a sus pacientes. En la cultura popular siempre se han utilizado alimentos y hierbas para combatir una infinidad de dolencias y preservar el bienestar.

Dieta mediterránea y alimentos antienvejecimiento

El término «Dieta mediterránea» fue utilizado por primera vez por los nutricionistas Ancel y Margaret Keys en la década de los 50 del pasado siglo. Estos nutricionistas mostraron cómo el seguir una dieta mediterránea ayudaba a mantener unos niveles de colesterol más adecuados y eso es un factor de protección para nuestra salud cardiovascular. Por tanto, seguir una Dieta Mediterránea nos ayuda a alargar la vida, ya que las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en todo el mundo.

Pero ¿Por qué nos ayuda la Dieta Mediterránea? Este tipo de alimentación se caracteriza por ser rica en alimentos antienvejecimiento, como el aceite de oliva, las verduras y hortalizas, las legumbres, los cereales y las frutas. El pescado, sobre todo azul se toma con moderación. Mientras que los alimentos que pueden deteriorar nuestra salud y acortar nuestra esperanza de vida, como son los alimentos grasos de origen animal (carnes grasas y lácteos enteros) se toman en poca cantidad.

Los cereales integrales, las legumbres y los alimentos ricos en antioxidantes, como frutas y verduras, son grandes ejemplos de alimentos antienvejecimiento.

La Dieta Mediterránea sobre todo protege la salud cardiovascular y ayuda a prevenir enfermedades degenerativas e incluso reduce el riesgo de cáncer, y lo hace gracias a los principios activos que encontramos en los alimentos abundan en ella.

Las legumbres (soja, garbanzos, judías, lentejas) son ricas en ácido fólico (vitamina B9), una vitamina que cuida la salud cardiovascular. También contienen isoflavonoides unos principios activos con cualidades antioxidantes, cardioprotectores, que cuidan la salud de los huesos e incluso contribuyen al bienestar hormonal femenino durante la menopausia.

Hay varios estudios que relacionan el consumo de legumbres y la esperanza de vida, y apuntan que comer legumbres o alimentos preparados con ellas (tofu, leche de soja) de 5 a 6 veces por semana pueden reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular entre un 11 y un 16 %.

Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en todo el mundo por eso seguir una dieta rica en alimentos antienvejecimiento, antioxidantes y cardioprotectores es básico para ayudarnos a vivir más y con mejor salud.

Verduras, hortalizas y frutas son extraordinarias fuentes de antioxidantes, que combaten el efecto de los radicales libres y el envejecimiento que estos pueden provocar. Los antioxidantes de las verduras también protegen de algunos tipos de cánceres, cuidan el hígado e incluso ayudan a bajar los niveles altos de colesterol y triglicéridos en sangre.

En la Dieta Mediterránea, las frutas y verduras deben estar presentes todos los días en nuestros menús, recomendándose como mínimo 3 raciones de verduras, una de ellas en crudo (ensaladas) y 2 raciones de frutas.

Los cereales integrales, ricos en fibra, protegen del cáncer colorrectal, además de ayudar a tener un buen tránsito intestinal. Pero además el aceite que se extrae del germen de trigo es rico en alfa, beta, gamma y delta tocoferol, unas sustancias antioxidantes, que según algunos autores también podrían ayudarnos a reducir el riesgo de sufrir cáncer.

Los antioxidantes que encontramos en los cereales integrales, polifenoles y tocoferoles, ayudan a evitar que el colesterol malo se deposite en las arterias, de modo que según algunos estudios, pasar de tomar media ración a tomar 2 raciones y media de cereales integrales ayuda a reducir el riesgo cardiovascular en un 21 %.

Los frutos secos además de buena fuente de ácidos grasos omega 3 vegetales que ayudan a reducir la inflamación y la reactividad vascular, son ricos en proteínas y en arginina, un aminoácido muy útil para cuidar el sistema cardiovascular y ayudar a que el sistema inmune funcione bien.

Uvas, aceitunas, aceite de oliva y otros vegetales típicos de la dieta mediterránea, también son buenos alimentos antienvejecimiento, ya que nos aportan polifenoles, unos antioxidantes vegetales que nos defienden de los radicales libres y del envejecimiento que estos causan, y protegen la salud cardiovascular.

¿Te ha gustado este post? Suscríbete a nuestro boletín de noticias así recibirás las mejores recetas, nuestras últimas noticias y las tendencias más novedosas para disfrutar de una vida más saludable: http://www.santiveri.com/es/newsletter

¿Quieres comentarnos algo sobre este post?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>