Vitamina B12 (cobalamina) recuperando la importancia que se merece

cobalamina-vitamina-B12

Es posible que la amplia divulgación y seguimiento que está sufriendo el veganismo actualmente haya impulsado el conocimiento de la vitamina B12 o cobalamina, y ahora nos damos cuenta de que no recibía una valoración equivalente a su importancia real. Así que su déficit podría estar más extendido de lo que creemos.

Indispensable en dietas veganas.

El consumo de alimentos de origen animal, aunque sea en una proporción muy pequeña, es capaz de asegurar un aporte suficiente de vitamina B12 (cobalamina) para nuestro organismo. Nuestras necesidades son mínimas, así que es fácil llegar a las cantidades recomendadas.

Esto se complica en gran medida en las dietas veganas e incluso para algunas personas que siguen dietas vegetarianas. A pesar de que son un colectivo que siempre se ha preocupado por cuidar su alimentación y minimizar déficits, la vitamina B12 es un dolor de cabeza añadido ya que es difícil de obtener.

¿Los alimentos vegetales no tienen vitamina B12? Esta es la gran pregunta. Y es que tener, sí que tienen, pero sabemos que no toda la vitamina B12 (cobalamina) de los alimentos vegetales (incluidas las algas) es activa en nuestro organismo. Tienen una parte variable de moléculas inactivas que llamamos análogos. Así que los expertos recomiendan que cuando se sigue una dieta vegana debe tenerse muy en cuenta la suplementación de esta vitamina.

Incluso algunas personas que siguen dietas ovolactovegetarianas también se inclinan por asegurar el aporte de esta vitamina mediante complementos. Detectar un déficit puede ser difícil, por esa razón muchos prefieren prevenir y recurrir a la suplementación.

El auge de las dietas veganas nos hace replantearnos la importancia de la cobalamina, una vitamina que prácticamente solo encontramos en los alimentos de origen animal.

Qué pasa cuando no se absorbe bien

También pueden ser susceptibles de presentar un déficit de vitamina B12 y por lo tanto necesitan suplementarla, aquellas personas que incluso obteniendo unas cantidades suficientes de la dieta, su sistema digestivo no es capaz de aprovecharla por diversas razones.

Entre el 30 y el 50 % de personas mayores de 50 años sufren atrofia gástrica, causándoles una baja producción de ácido clorhídrico en el estómago. Esto dificulta que la vitamina B12 (cobalamina) se separe de la proteína a la que va unida en los alimentos, haciéndola menos disponible.

En caso de anemia perniciosa. Esta enfermedad supone un déficit de factor intrínseco, proteína necesaria para la absorción de la cobalamina. Hoy en día es posible tratarla con dosis orales muy altas de esta vitamina para facilitar la absorción a pesar de la falta de factor intrínseco.

También están en riesgo las personas que han pasado por una cirugía gastrointestinal, por ejemplo para perder peso.

Si se sufren trastornos digestivos que dificultan la absorción de varios nutrientes, como puede ser la enfermedad de Crohnceliaquía, etc.

¿Nos falta vitamina B12?

Hay analíticas que miden nuestros niveles de vitamina B12 en sangre, pero estas no son demasiado fiables, ya que no son capaces de distinguir entre la vitamina B12 activa y sus análogos no funcionales. De esta forma es imposible descartar un déficit.

Las pruebas más fiables para descartar o confirmar un posible déficit de vitamina B12 se basan analizar los niveles de homocisteína o de ácido metilmalónico, dos moléculas que necesitan la cobalamina para ser metabolizadas. Si al hacernos esta prueba obtenemos unos valores normales de homocisteína o de ácido metilmalónico, se entiende que nuestro cuerpo tiene suficiente vitamina B12.

¿Te ha gustado este post? Suscríbete a nuestro boletín de noticias así recibirás las mejores recetas, nuestras últimas noticias y las tendencias más novedosas para disfrutar de una vida más saludable: http://www.santiveri.com/es/newsletter

¿Quieres comentarnos algo sobre este post?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>